page contents

¿Cómo se ventilan los espacios cerrados para reducir el COVID-19?

El coronavirus se transmite principalmente a través de las gotitas que una persona expele cada vez que tose o estornuda. En un contacto más directo, el virus también se puede transmitir si, por ejemplo, una persona infectada tose en sus manos y luego toca a otra persona.

El coronavirus también se puede transmitir por vía aérea en forma de pequeños aerosoles. Esto quiere decir que, además de las gotas más grandes, la tos y los estornudos producen también partículas muy pequeñas llamadas aerosoles y que pueden permanecer en el aire durante un periodo de tiempo más largo.

Precisamente, se ha constatado la transmisión del virus por vía aérea en aquellos lugares y espacios cerrados que se hallan mal ventilados. El riesgo de transmisión es menor que el que se produce por contacto directo. Sin embargo, el número de contagios puede ser muy alto si compartimos espacio con una persona infectada y el aire no se ventila ni se limpia de forma regular.

¿Cómo se ventilan los espacios cerrados para reducir el COVID-19?

¿Cómo se reduce el riesgo de contagios por el aire?

Hay diversas fórmulas para reducir los posibles riesgos de contagio entre personas en los espacios cerrados. La más importante, y a la que alude el Gobierno en una guía de recomendaciones higiénico-sanitarias, es la ventilación adecuada de los espacios interiores. El aire del espacio debe renovarse con aire del exterior para que el virus circule y desaparezca más rápidamente.

Para ello, será necesario abrir las ventanas para que el aire del interior se mezcle con el del exterior y se limpie. De lo contrario, el virus puede permanecer por varias horas en el aire y multiplicar los riesgos de propagación. Esto es lo que ha sucedido, precisamente, con algunos brotes que se han producido en edificios mal ventilados.

Pero, ¿qué ocurre si no disponemos de la posibilidad de abrir ventanas para ventilar el aire? En este caso, habría que optar por la alternativa de los purificadores de aire con filtros HEPA.

Los purificadores de aire con filtros HEPA

Estos dispositivos portátiles se encargan de purificar y ventilar el aire de una estancia para que quede limpio. Los filtros HEPA que contienen capturan todas las partículas nocivas que haya en el ambiente, incluso las que portan el virus del COVID-19, para filtrarlas y eliminarlas por completo.

Los Purificadores Mitsubishi, sin ir más lejos, poseen una eficacia del 99%, lo que garantiza la total eliminación de sustancias perjudiciales para la salud. Estos purificadores extraen el aire del ambiente, lo pasan por el filtro HEPA para captar todas las sustancias nocivas y expulsan el aire ya renovado y limpio.

De esta forma, lo que se consigue es limpiar el aire de un espacio cerrado que tenga problemas de ventilación. Los purificadores de aire se han convertido, precisamente, en la mejor solución para colocar en espacios como locales comerciales, oficinas, gimnasios, centros sanitarios, bares, restaurantes, etc.

La gama de purificadores de Mitsubishi está diseñada para uso residencial o comercial. Está equipada con filtros HEPA de doble capa, sensores de alta precisión y filtros que eliminan incluso los malos olores. La colocación de uno de estos dispositivos hará que los riesgos de propagación del virus se reduzcan de manera notable.

¿Por qué no usar un generador de ozono?

Una de las primeras alternativas que se barajó para limpiar y ventilar el aire de los espacios cerrados fue el generador de ozono. Sin embargo, se ha comprobado que este aparato no es el más adecuado para limpiar el aire, sobre todo en aquellos espacios en los que hay personas.

El ozono es un gas que puede causar perjuicios para la salud humana, tales como tos, irritación de garganta, dolor en el pecho e incluso dificultad para respirar. Los síntomas pueden ser más graves, incluso, en aquellas personas que tengan problemas respiratorios. Es por eso que, en entornos cerrados con mala ventilación, lo mejor será siempre optar por un purificador de aire antes que por un generador de ozono.

Además, las autoridades sanitarias han advertido que el proceso de ozonización continuo en una estancia puede crear impurezas nocivas para la salud que quedan flotando en el ambiente durante mucho tiempo. Las personas que pasen muchas horas en dicho ambiente podrían presentar problemas respiratorios.

Las propias autoridades sanitarias recomiendan la compra de purificadores de aire con filtros HEPA. Estos equipos están certificados y homologados por el Ministerio de Sanidad para su uso, especialmente los de la gama de Mitsubishi Electric. Equipos que garantizan una limpieza total del ambiente para respirar un aire más puro y saludable.

En definitiva, es muy importante controlar la ventilación de los espacios cerrados. Pero, si esto no es del todo posible, hay que utilizar un purificador de aire con filtro HEPA. Un aparato capaz de captar y eliminar el 99% de las partículas contaminantes que flotan en el aire.

Share This Post

Post Comment